Valora este artículo
(0 votos)

Plan de Consumo de Fruta en la escuela

 

 

Un año más, el colegio participa en el Plan de Consumo de fruta en la escuela, del Gobierno de Aragón.

frutas2

Este programa se ha iniciado, para este curso 2018-19 en el mes de enero y desde el colegio, como se hace en muchos centros educativos de la ciudad, queremos ampliarlo con el objetivo de conseguir hábitos saludables de alimentación en nuestros alumnos.

 

Os proponemos un Plan de almuerzos saludables para educación primaria, secundaria y FPB. Este plan se realiza con la convicción de que en la infancia se adquieren los hábitos de alimentación que perduran a lo largo de nuestra vida, y como nos recuerda la Organización Mundial de la Salud, una buena nutrición es un elemento fundamental de la buena salud.

 

Sabemos que invertís mucha energía en que vuestros hijos coman sano y por eso queremos ayudaros con este pequeño plan, para que todos los alumnos tengan un almuerzo del mismo tipo, contagiando el entusiasmo por la inciativa. No hay nada mejor que el ejemplo para crear buenos hábitos, y si es entre iguales, resulta más fácil.

  

Nuestra propuesta para que los alumnos traigan el almuerzo diario es:

  • LUNES, Día de la fruta y frutos secos: cualquier fruta, puede ser pelada y cortada y/o frutos secos para tener energía durante toda la mañana.
  • MARTES, Día de las galletas y cereales: algunas opciones son galletas de avena, chocolate negro, cualquier tipo de bollería casera, cereales…
  • MIÉRCOLES, DÍA OFICIAL DE LA FRUTA: nos la aporta el Gobierno de Aragón y no la tenéis que traer vosotros.
  • JUEVES, Día del bocadillo: un pequeño bocadillo o sandwich. El pan integral es más sano y si además de los típicos embutidos o patés introducimos otras opciones como tortillas francesas, ahumados, tomate, atún… ¡mucho mejor!
  • VIERNES, Día de los lácteos: lo importante es que tengan el menor contenido de azúcar. Posibles opciones son el queso fresco, yogures naturales, leche…

 TABLA ALMUERZO

Todo esto son posibles opciones, pero nadie mejor que vosotros sabe lo que prefiere comer su hijo/a. Somos conscientes de que esta propuesta supone tiempo y esfuerzo por vuestra parte, pero creemos que, a la larga, será beneficioso para todos.

 

Esperamos vuestra implicación, interés y colaboración en esta propuesta.