Valora este artículo
(1 Voto)

Cámara audiométrica

 El Colegio dispone de una cámara audiométrica para realizar el seguimiento de la audición

de nuestros alumnos  desde una perspectiva más pedagógica y rehabilitadora. 

Camara 1301

Cuando se construyó el edificio, la cámara audiométrica, era una habitación totalmente cerrada e insonorizada de la forma que se podía en aquella época: Tenía una puerta de acceso y no tenía ninguna ventana, ni posibilidad de comunicación con el exterior. Constaba de paredes aisladas con placas de madera onduladas, recubiertas con gruesas y pesadas cortinas que facilitaban el aislamiento sonoro. 

Contaba con: Un audiómetro “gigante”, con tres módulos, un muñeco, que era un gran osito con unos altavoces y un “Peep-show” de una maqueta de un circuito de tren con su estación, para condicionar al niño a la presencia o ausencia del sonido. Todos estos aparatos, servían para hacer las diferentes exploraciones o exámenes auditivos que se realizaban en aquella época. 

Todo esto, fue evolucionando y adaptándose a los avances tecnológicos que iban surgiendo a lo largo del tiempo.

CABINA AUDIOMÉTRICA IMPEDANCIÓMETRO

Con su correspondiente audiómetro, está instalada dentro de esta habitación, para realizar audiometrías tonales:

     -Con cascos (vía aérea)

     -Con vibrador (vía ósea)

    -Con altavoces para campo libre.

Para realizar dos pruebas objetivas:

1) Timpanometrías

2) El reflejo estapedial; así conocer la compliancia de la caja timpánica y la presencia o ausencia de reflejo estapedial, que nos ayudarán al examen audiológico.

 Nuestro objetivo es el seguimiento auditivo de nuestros alumnos desde un punto de vista rehabilitador y de funcionalidad auditiva con sus ATAs (ayudas técnicas auditivas: audífonos, implante coclear,…), y nunca con fines otorrinolaringológicos, aunque sí aportaremos nuestras observaciones detectadas y opiniones, cuando nos las pidan los familiares y/o los profesionales de los gabinetes audioprotésicos, otros estamentos.